Que son los Tics Nerviosos




Los Tics nerviosos o Síndrome de Tourette, son movimientos o sonidos emitidos de forma involuntaria, en la mayoría de los casos rápidos, arrítmicos y estereotipados-repetidos. Además sobrevienen en forma repentina y son recurrentes, es decir que se repiten en el transcurso del tiempo. Los tics nerviosos no se deben confundir con los hábitos y costumbres como tocarse el pelo, morderse las uñas o acariciarse la barba, ya que estos se pueden controlar con fuerza de voluntad, mientras que los tics no es posible controlarlos.  La mayoría de los tics son pasajeros y duran algunas  semanas o meses, si persisten durante más  tiempo se convierten en crónicos.

Los guiños de ojos, las muecas, levantar las cejas, morder los labios o el temblor de mandíbula son algunos de los tics nerviosos más frecuentes.

Tipos de tics

Ø Tics motores simples: emplean un número limitado de músculos, como levantar las cejas, parpadeo o guiño de ojos.
Ø Tics motores complejos: utilizan grupos musculares distintos, como saltar o  golpearse.
Ø Tics vocales simples: resoplar, carraspear o hacer ruidos nasales.
Ø Tics vocales complejos: repetir palabras.

Causas de los tics

La causa o etiología de los tics no está nada clara. Se cree que pueden ser producidos por una disfunción del sistema nervioso, también hay teorías que apuntan a  un exceso de dopamina o una hipersensibilidad a esta sustancia química cerebral. Otras teoría hablan  de un mal funcionamiento de los ganglios basales en el cerebro.

¿Qué agrava los tics nerviosos?

Lo que sí está demostrado es que los tics se agravan en casos de estrés, ansiedad, fatiga e irritabilidad. En cambio, disminuyen con la relajación y desaparecen durante el sueño.

Tratamiento de los tics

Aunque en la  mayoría de la ocasiones los tics suelen remitir en poco tiempo, es aconsejable aprender técnicas de relajación para liberar la tensión.

Si los tics persisten se deben tomar medidas. Entre las 
terapias más recomendables están:

v Terapia psicológica cognitiva-conductual.

v Las flores de Bach Cherry Plum y Vervain producen calma y mejoran el control de uno mismo.

Homeopatía

  Ø Chamomila: útil para  los  espasmos nerviosos

  Ø Agaricus muscarius: indicado en casos de tics y espasmos musculares.


Ø Gnatia: para tics nerviosos faciales debidos a la ansiedad.



Plantas medicinales para los tics
  Ø Valeriana: por sus propiedades tónicas y antiespasmódicas está indicada para los tics nerviosos.

  Ø Milamores: es un sedante suave natural  ideal.


Ø Pasiflora: tiene propiedades sedantes que ayuda a reducir los tics nerviosos.


Estos tics pueden ser muy variados tanto en intensidad como en la localización y además tener un comportamiento diferente en el tiempo. Por ejemplo un tic simple como el repetido pestañeo puede después de unas semanas o meses desaparecer definitivamente. En ese caso no se trata de Síndrome de Tourette salvo que unas semanas después aparezca otro tic y el problema persista en el tiempo aunque con distintos tics que cambian, aparecen y desaparecen.

 

Hay otros comportamientos ”extraños”, la mayor parte de los cuales pueden ser llamados tics, que también tienen que ver con el Síndrome de Tourette. Pueden darse como ejemplos, el girar con el cuerpo alrededor de un punto, decir ciertas palabras solo porque se siente el impulso de hacerlo, presentar repentinos ataques de ira, berrinches a pesar de haber estado muy tranquilo un instante antes, escupir compulsivamente, romper los cuadernos y libros escolares, repetir sus propias palabras o las de otros sin ningún sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.