Mitos sobre la LLuvia.


1.- Las gotas no tienen forma de lágrima (redondas por abajo y puntiagudas por arriba), como se suele pensar. Las gotas pequeñas son casi esféricas, mientras que las mayores están achatadas. Su tamaño oscila entre los 0,5 y los 6,35 mm, mientras que su velocidad de caída varía entre los 8 y los 32 km/h, dependiendo de su volumen.

2.- ¿A qué huele la lluvia? Hay varias teorías sobre ello, pero dos son las que toman más fuerza para los meteorólogos..

Por un lado tenemos a los que defienden la postura de que el olor que percibimos es a “Ozono”. Éste se produce a través de los relámpagos que caen antes de una tormenta. El ozono es un gas de olor característico que aquellos que han podido olerlo dicen que es el mismo que cuando hay tormentas y llueve en verano. Lo que no han sabido explicar es si durante las tormentas de invierno también se puede percibir este olor.
La otra teoría sobre que lo que olemos cuando huele a lluvia, no es lluvia en si sino “Humedad”, ya que ésta es perceptible antes de que llueva. Pero cabe destacar que la humedad no tiene un olor propio, sino que acentúa los olores de aquello que le rodea.
Sea cual sea realmente el olor que percibimos, ozono o humedad, si cabe destacar que éste es característico y peculiar.


3.- Otra curiosidad es que te mojas menos caminando bajo la lluvia, que corriendo siempre y cuando camines derecho y en un ángulo paralelo al de las gotas que caen, esto se debe a que las gotas van a caerte la mayoría en el mismo lugar, cabeza y hombros, en cambio si vas corriendo van a caerte en todo el cuerpo.

4.- Cuando aparecen las burbujas, es por que desciende la presión atmosférica. Al descender, los gases disueltos en el agua del charco (CO2 principalmente) salen formando burbujas (algo parecido a cuando ponemos agua en ebullición). Y si la presión atmosférica desciende, es más fácil que siga lloviendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.